La generación desarmada (Juan José Borrero)

Juan José Borrero (ABC)

(Gracias Juanjo)
No hicieron preguntas. Ni siquiera una a la defensiva después de escuchar que a los nuevos periodistas les falta entusiasmo y creatividad. No hicieron preguntas. Se limitaron a aplaudir, recoger sus cosas y firmar en la hoja de asistencia para obtener los tres créditos del curso.
A los profesores no les llamó la atención. Les hubiera sorprendido más que sus alumnos abrieran un debate para indagar en las dificultades que entraña o las satisfacciones que reporta este oficio. Porque lo habitual es pasar, pasar de curso a la espera de salir licenciado para quemar otro tramo de la vida y conseguir hacer realidad la doméstica utopía de encontrar un «curro» e independizarse. Épica escasa y lírica ausente. Han traducido al pie de la letra el desgarro de Unamuno: ¡Que transformen ellos!
Tengo información de primera mano del patio adolescente y no albergo esperanzas en el futuro inmediato. La sociedad se refleja en los chavales con acento en las deformaciones. Pregunten en las aulas por la disciplina de las generaciones que han crecido entre mensajes institucionales de antiviolencia, solidaridad e igualdad. Escuchen a los docentes, derrumbados al contemplar con los años cómo todo el esfuerzo de inversión que ha hecho la sociedad en Educación se ha quedado en los ladrillos, que empiezan a necesitar otra mano de pintura sin presupuestos de mantenimiento. Mientras, la masa gris quedaba adocenada por la incapacidad colectiva de proyectar reformas educativas que pensaran sobre todo en los hombres y mujeres de mañana antes que en las urgencias políticas por marcar territorios como perros con incontinencia.
Pregunten cuánto mal han hecho las políticas dirigidas a meter a todos los estudiantes en el término medio, las que proyectan una falsa participación de padres, alumnos y porteros de secretaría mientras recortan la autoridad docente, o las que prestan más atención a la «ecosostenibilidad igualitaria» llevada al absurdo que a la historia, la ciencia o la poesía. (¿No te parece querido José Juan Díaz Trillo?)
—¿Sabes por qué tengo que hacer los exámenes tipo test? me planteaba un profesor en la facultad.
—Porque si los alumnos tuvieran que escribir las respuestas tendría que suspenderlos a todos. Tú me dirás. Si eso ocurriera, posiblemente la solución sería echarme a mí. Así de triste y rotundo.
Sé que hay grandes expedientes, buenos colegios que han logrado salvar esta crisis de identidad educativa. Pero, a la vista del tiempo crítico que les espera a los jóvenes que han crecido en la sociedad de la abundancia, deberíamos replantearnos la educación en general como una emergencia nacional ante el panorama que se le plantea a la que ya han definido como «generación desarmada».
Por eso, desde aquella tarde en la facultad, no dejo de preguntarme por qué los jóvenes del curso no nos hicieron preguntas. Y, si también han dejado de preguntarse a ellos mismos. Eso, sí sería toda una catástrofe.
Anuncios

18 comentarios en “La generación desarmada (Juan José Borrero)

  1. Ahora mismo los periodistas que se están forjando en la facultad no serán capaces de escribir artículos como éste. Una lástima.
    Emotivo y emocionante.

  2. No se trata sólo de los periodistas. Hablemos de los médicos, de los profesores, de los abogados, de los ciudadanos en general.
    Mala cosa igualar por abajo.

  3. No se trata de derrotismo. Lo dice bien claro Borrero: la educación en general como una emergencia nacional ante el panorama que se le plantea a la que ya han definido como «generación desarmada»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s