Suerte

Pepe Hidalgo y Luis León

Aunque el siempre malhumorado Nietzsche decía que la esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte, y a servidora siempre le acompaña la Esperanza con y sin mayúsculas, hay días en los que no tengo más remedio que claudicar y admitir que soy una tipa con suerte y esa suerte es un combustible muy potente para seguir caminando. Y para muestra un botón, o mejor una foto. Dos trozos de historia de la ciudad de Sevilla, uno a cada lado de esta afortunada. Y lo de menos es la foto, lo de más es haber estado sentada una noche escuchando como se cincela un mito entre golpes de martillo y golpes de tambor. Que si Luis León es el hombre que más horas le ha mirado a los ojos a la Esperanza en la calle, Hidalgo ha sido guardián del Sillón de Pilatos. Manos que han sabido golpear a la vida donde más le duele, en la Esperanza y la Sentencia. Y servidora comiendo pescao frito y escuchando… ¿Tengo o no tengo suerte?

Gracias, maestro Burgos, por hacer que me diera cuenta.

Anuncios

5 comentarios en “Suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s