Luz

Para Esteban, que no está sólo, aunque crea que sí.

Sólo luz, eso es lo único que necesito. Luz para saber qué camino tomar. Luz para acariciar el rostro de mis amigos, y para localizar sonrisas en el de mis enemigos. Luz para que la lluvia sea otoño y el otoño se deje resbalar sin prisas. Luz para reconocer en mis manos las manos de mi madre, y en mis ojos la bondad de mi padre. Luz para que cada mañana sea el comienzo de un sólo día, de 24 horas con opción a compra de más luz, de más tiempo. Luz que me contraste esas noches en las que perderse es la forma más correcta de encontrarse. Luz que acorte distancias entre las manos que alejan el Atlántico, y qué nunca sentí más cerca. Luz de vida, de la que se va, de la que llega, de la que permanece silenciosa y que en ocasiones asoma orgullosa.

Luz de Ti que no sé qué eres, y qué quieres, pero que me llamas y me haces cruzar media ciudad para sentarme delante de Ti, a pedirte Luz. Luz de Esperanza.

Rosa G. Perea

Anuncios

4 thoughts on “Luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s