Naúfragos anónimos

Artículo publicado en Viva Sevilla, en La Gatera el 11 de junio del 2012

“Pálido buzo ciego, desventurado hondero, descubridor perdido, todo en ti fue naufragio”, decía Pablo Neruda en su Canción desesperada. Pero aunque estoy segura de que no lo escribió pensando en el ministro De Guindos, a servidora se le venía a la cabeza este verso mientras escuchaba en su incansable radio las declaraciones del atribulado ministro de Economía. Y es que tanta preocupación por no pronunciar la palabra “rescate” da mal “vahío”. Mucho. Demasiado. El mismo que te entra cuando un médico da muchos rodeos para darte un diagnóstico. Y sí, ya sé que no somos ni Grecia ni Portugal, que este rescate (sí, rescate, ministro, rescate) no es igual que el de nuestros vecinos. Que los mercados internacionales se asustarán si corremos la voz de que estamos tiesos como varillas de cohetes. Pero vamos a ver ¿es que queda alguien en algún rincón de este planeta que no sepa lo mal que lo estamos pasando los españoles? Me parece a mí que no. Así que vamos a dejarnos de tonterías y a llamar a las cosas por su nombre. Que mientras antes sepamos como estamos de barro, antes saldremos de ésta. A España la va a rescatar la Unión Europea pero a través de los bancos, que no es ni mejor ni peor, es igual de molesto. Porque de todos modos los intereses de ese crédito (por muy buenas que sean las condiciones) los vamos a pagar usted y yo. No se engañe. Y los bancos aunque hagan propósito de enmienda y quieran portarse en condiciones, no van a dar créditos alegremente a familias más empobrecidas fritas a impuestos.

El rescate es la solución, obviamente. Pero no es Jauja.

Y a mí me gustaría que todo esto en vez de explicármelo mi hermana (que se le asoma la enagua de economista por debajo del traje de editora) a las tres de la mañana en casa de unos amigos, me lo hubiera explicado el presidente del Gobierno. Fíjese usted. Será que soy de pueblo y me gustan los protocolos. O a lo mejor es que sueño con un Winston Churchill pidiendo “sangre, sudor y lágrimas” para sacar a mi país de este lío. Porque de lo que estoy segura es de que vamos a salir de ésta, pero porque nosotros los españoles tenemos redaños para ello. Ahora sólo falta que quienes nos gobiernan estén a la altura nuestra.

Anuncios

2 thoughts on “Naúfragos anónimos

  1. Carlos

    Tienes toda la razón, Rosa. La verdad es que lo vamos a pasar mal porque veremos a ver qué hacen con ese dinero caído del cielo, o mejor dicho de Europa. Salvarán a Bankia y mientras, los banqueros, seguirán enriqueciéndose y salvando sus intereses que es, como siempre, ganando dinero y nunca perdiéndolo a costa de todos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s