¿Humor? negro

Publicado en VIva Sevilla, La Gatera, 24 de septiembre de 2012

No sé si son ustedes parroquianos asiduos de Twitter. Servidora lo es, al igual que de otras redes sociales, por temas profesionales y porque siempre he defendido todos los canales de comunicación. El hombre que no se comunica con sus semejantes, ya sea pronunciando una conferencia o con un movimiento de cabeza para saludar, se convierte en un objeto inútil para esta sociedad. Y sobre todo para su desarrollo.

Hace tiempo que vengo observando como van creciendo como setas venenosas en la red individuos que amparados en lo que ellos entienden como humor negro traspasan sin pudor la raya que marca el sentido común. Y les aseguro que no me rasgo las vestiduras con cualquier cosa. Quienes me conocen, saben de mi predilección por el humor ácido, casi irreverente, y que pocas cosas me hacen arquear las cejas. Prueba de ello es que disfruto y me río a carcajadas leyendo las genialidades que en 140 caracteres escriben tuiteros tan creativos como @moedetriana, que provocan una avalancha de reacciones tanto negativas como de aplauso. Y podría citar cien más que practican el sano arte del humor negro con verdadera maestría. Ahí, servidora, se quita el sombrero. Pero fíjense que hablo de humor negro, HUMOR. Y a estos individuos de los que les hablo les falta el 50% de los ingredientes, y así no funcionan las cosas, se lo digo yo que soy repostera en mis tiempos libres. Puede que la frase sea atrevida, original, pero no hace gracia. Y así, hijos míos, así no. He leído frases sobre los niños de Córdoba, sobre Marta del Castillo, sobre la muerte de Fraga versus Carrillo y viceversa (Sobre esto les recomiendo buscar en hemeroteca las frases elogiosas que uno vertían sobre el otro, no seamos más papistas que el Papa), sobre el cáncer de Aguirre y sobre mil cosas más que son temas delicados que provocan dolor en otras personas. Pero ninguna, absolutamente ninguna, me ha hecho reír. Y servidora es de risa muy fácil. Algo falla.

Decía Rotsler, autor de la más que recomendable “Hacia el país del ángel eléctrico” que si no tienes sentido del humor, estarás a merced de los demás. Quienes escriben esto quiero creer que pretenden esgrimir una libertad de expresión un poco peculiar a través del humor. Pero esto no es humor, esto es simplemente escupir al cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s