Los buenos

Artículo publicado en Viva Sevilla, La Gatera 1 de Octubre de 2012

Me preocupa mucho, pero no tengo ni idea por dónde flotará la prima de riesgo cuando usted abra este periódico. Y si hablamos de las cotizaciones en bolsa del Ibex 35 ya ni le cuento. Nuestra economía es un valor que fluctúa sin piedad y ante ojos profanos, cómo los míos, se muestra sin mucha lógica. Confieso que leo las páginas de economía con mucho interés pero con poca fe, y eso además de ininteligibles me las convierte en una tarea titánica. Pero esta mañana cuando pasaba la vista por las páginas salmón he visto algo muy curioso en un artículo. Por errores de impresión la palabra “bondad” destacaba de las demás por estar en negrita. No se refería el adjetivo a ninguna persona, simplemente al comportamiento de los mercados frente a la aprobación de los Presupuestos Generales que tantos dolores de cabeza nos están dando. A servidora, que es de imaginación fácil, se le ha pasado por la cabeza que aquello podría ser una clave, el guiño de una organización secreta que se habría propuesto hacer el bien, así, sin anestesia. No me diga que no lo ha visto en decenas de películas. Una clave que hiciera saltar un resorte en nuestros cerebros para programarnos exclusivamente para hacer el bien y que ganaran los buenos. Ya sé que la deformación profesional me hace ver historias increíbles donde sólo hay rotativas mal graduadas, pero si por un momento imagináramos que esto fuera verdad, que un grupo de gente, así como estas criaturas del Grupo Bilderberg, se reunieran y el objetivo fuera hacer valer por encima de todo el concepto global de BONDAD, ¿qué pasaría? ¿sería la solución?

No sé a usted, pero por desgracia a mí me pasaría como al pobre de Gonzalo Torrente Ballester, que no podría desear que ganasen los buenos, ya que ignoraría quiénes son.

Leo ávidamente la prensa, escucho noticiarios, interpelo a mis amigos, que de todos los colores los tengo (gracias a Dios), y me afano en buscar dónde está la piedra Rosetta que me haga descifrar el jeroglífico en el que se está convirtiendo mi país. Independencia, rescates, toma del congreso, recortes, nuevo concepto de estado… Pero muy poca luz para saber quién tiene la razón. ¿Ahora qué hacemos?

Anuncios

5 comentarios en “Los buenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s