Manías

Y este empeño mío en ser feliz, y esta manía Tuya de no querer evitarlo. Esta obcecación por comerme los días a bocados, y esta manía Tuya de servírmelos en trozos pequeños para que no me atragante. Esta obsesión mía por vivir estrepitosamente y esta manía Tuya de sonreír mientras me observas.

Y esta necesidad mía de perderme en ese pasillo, y esta manía Tuya de volver el rostro mientras te hablo.

Anuncios

3 Replies to “Manías”

  1. Con franqueza, no me canso de leerlo.
    Tenía razón quien te dijo que a más dudas, más fe.
    Ésta oración trasciende lo que nos dijeron que es, para llegar a lo más puro de lo que vamos aprehendiendo que Es.
    Nuestros símbolos siguen siendo impecablemente válidos porque cada destello de belleza que levanta pasión es un reflejo perfecto del Dios creador.
    Verdaderamente, a ese pasillo, nadie entra con fiebre y sale resfriado.
    Gracias por ésta reflexión en voz alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s