Sueño de agua

El agua me llama para que me diluya en ella, para que me pierda en ella, para que sea parte de ella, una vez más. Para que el deseo húmedo se derrame sin perdición, para que no se descubra qué es agua y qué es deseo. Agua que enciende el fuego, agua que no sabe apagar la llama que me quema en las manos. Manos que se abren paso sin piedad por el camino que esconde el centro donde todo empieza y todo termina. Manos que se convierten en agua y ya no reconocen los jugos que le invitan a pasar. Y allí estoy yo, rodeada de espuma y agua. Dejándome arrastrar por el juego solitario de los amores siempre vencedores. Y ahora el agua es su cuerpo, el agua es su boca. Cuerpo que me atrapa y boca que pasea insolente por cada pliegue de esta piel, que ya no conoce otro roce que el de esas manos suyas, también de agua. Y es su hombría agua, agua desatada que busca el agua de mi cueva, y son mis dedos agua de su hombría que buscan mi boca, también de agua. Son mis pechos agua rebelde sometida a sus labios de agua que muerden mis sueños como rompeolas retando la verticalidad. Ya todo está entregado, ya no hay vuelta atrás. Atravieso la humedad de esta locura que salpica su recuerdo y que anuncia su marcha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s