Cristales rotos

Ella rezaba cada noche para que él dejara de suspender su corazón en el aire amenazando con abrir la mano cuando se quedara dormida.

Y donde ella escribió felicidad él sólo supo leer facilidad, por eso no le importó escuchar el estruendo de los cristales rotos.
Otra vez.

Anuncios

2 Replies to “Cristales rotos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s