Transparencia

20121105-023347.jpg

 

Y cada noche cerraba la ventana para que no entrara el miedo.
Ese miedo que le robaba las palabras y la disfrazaba sin piedad de anonimato. Y castigada con el desdén de la transparencia no lograba que él se diera cuenta de que detrás de las risas y los silencios, se le estaba borrando el azogue al espejo de su alma, y quizás fue por esto por lo que nunca vino en su auxilio.
Son las consecuencias de enamorarse en el frío del cristal, sin experiencia previa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s