Dylan en San Lorenzo

Miércoles 6 de marzo de 2013

La Gandinga, Diario de Sevilla

 Imagen 2Decía Stravinski que no bastaba con oír la música, además había que verla. Y él la vio en aquel palio que se marchaba abrigado por los sones de Soleá dame la mano. Estoy escuchando lo que veo y viendo lo que escucho, dijo.

Servidora, que tiene un cajón lleno de manías, cuando las obligaciones se olvidan de echar el cerrojo de su despacho, se escapa directa a la Plaza donde la hojarasca marca el camino de un Talón que todo lo puede. Y se permite un pequeño capricho musical enlatado en su pequeño IPod. Ver y oír lo que no estuvo creado para estar unido, pero que encaja milagrosamente como dos piezas de puzzles de distintas cajas.

La primera vez que escuché Hurricane de Bob Dylan, cerré los ojos y no vino a mi mente la imagen del rostro oscuro y endurecido del Rubin «Hurricane» Carter. No, la imagen que se abrió camino entre los versos de Zimmerman fue la del Señor de San Lorenzo. “The man the authorities came to blame for something that he never done put in a prison cell, but one time he could a been the champion of the world”. Al hombre al que las autoridades culparon de algo que nunca había hecho, lo encarcelaron, pero pudo haber sido alguna vez el campeón del mundo. ¿Les suena?

Por eso, muchas tardes, esta mujer deja que sus oídos le enseñen a mirar donde el Poder se hace humildad frente a la injusticia. Y granpoder2reconoce en el rostro del Señor del Gran Poder cada una de las cicatrices que el agravio de nuestro desdén le marca. Y todo esto al amparo del arrullo de la armónica de Dylan. Pruébenlo.

Pero como contrapartida a esta osadía, me impongo penitencia de atardeceres ayamontinos en los que Font de Anta me moja los pies dándole la mano al deseado Atlántico. Ver, oír y sentir.

Anuncios

One Reply to “Dylan en San Lorenzo”

  1. La creatividad es el don de enlazar partes para generar lo nuevo.
    Ese es el ejercicio impecable de este artículo, sincrético, absolutamente representativo de su autora.
    En otras palabras, Rosa: este no hace falta que lo firmes 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s