Mujer de un día

Artículo publicado el 11 de marzo de 2013 en Viva Sevilla, La Gatera

Imagen 1Escribo esto desde el ordenador de mi casa. Este ordenador está normalmente en la encimera de la cocina. Tecleo en los descansos que me dan la secadora y la lavadora, y mientras espero pacientemente que una menestra se haga en la olla expres y unos pimientos terminen de asarse en el horno. Salpico todas estas tareas contestando correos electrónicos, algún mensaje del whatsapp, las llamadas de mi madre y rellenando los comederos de los gatos. Y esto, porque es un plácido domingo que, de momento, no toca ir a trabajar. No soy la única que hago esto. Si no, que levante la mano la mujer que no tiene capacidad de hacer más de cinco cosas a la vez.

Les cuento todo esto porque el pasado 8 de marzo recibí muchísimas felicitaciones por el día de la mujer trabajadora. Las agradecí amablemente, pero con el mismo ánimo que agradezco las felicitaciones el 23 de agosto (santa Rosa de Lima) de los que desconocen que realmente me llamo Rosario y mi santo es el 7 de octubre. Gracias, pero no, hoy no es mi día. Para mí todos los días son 8 de marzo.

En 1975, la ONU estableció el 8 de marzo como el Día internacional de la mujer. Ese día se conmemora la muerte de 129 trabajadoras en una fábrica de Nueva York, donde se habían encerrado reclamando mejoras laborales. No cabe ahí felicitación alguna. Han pasado 156 años y queda mucho por hacer. Un ejemplo: El 76% de la contratación a tiempo parcial corresponde a las mujeres, de hecho, del total del empleo femenino en 2012, el 24,5% son contratos de este tipo mientras que para los hombres sólo alcanza el 6,6%. Y estamos hablando de España. Si miramos hacia Oriente o hacia Sudamérica, las desigualdades son abismales. Pero, chicas, no nos desanimemos, que la ONU nos “pone” un día para que nos sintamos reconocidas. Somos mujeres de un día. Mala cosa.

Por suerte, en la marabunta de mensajes y reflexiones que toda esta fiesta de la demagogia volcó en las redes sociales, hay algunos (también muchísimos de hombres, ¿eh?) que están sobrados de sentido común. Como el de @Aykrmela (síganla, no se arrepentirán) en Twitter: “El “Día de la mujer”. Como si fuésemos el cáncer, la Constitución o la Virgen de los Remedios. IRSE AL PEO”.

Ni más alto, ni más claro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s