La guerra ¿ha terminado?

20140401-001909.jpg

Artículo publicado el martes 1 de abril de 2014 en Viva Sevilla

Contaba mi abuela que una mañana cuando volvía del mercado un hombre le preguntó si conocía a José Perea Moreno. Por supuesto que le conocía, era su marido, al que en Marchena todos llamaban “el Moreno” a pesar de su pelo rubio y sus ojos verdes. Este hombre le entregó un papel. Mi abuela salió corriendo hacia su casa a esperar que su marido volviera del campo. Mientras,  amamantaba a su hijo de pocos meses con el papel en la mano. Ese hijo, mi tío Manuel, enfermó días después y murió. Ella decía que se le había agriado la leche de la impresión y eso había envenenado a su hijo. Era una mañana del verano del 36. En ese papel movilizaban a mi abuelo para la guerra.
Todo esto lo contaba mi abuela con naturalidad, sin afectación. Con esa tranquilidad de quién ha visto tanto sufrimiento que la muerte de un hijo de meses es una línea más en una lista interminable de pruebas de vida.
Posiblemente usted ha escuchado historias muy parecidas, incluso más duras. Historias de esa guerra fratricida de cuyo fin hoy se cumplen 75 años. Historias de una guerra que nos ha resultado tan lejana que la única lección que hemos aprendido de ella es que se puede repetir en cualquier momento. Una guerra que hemos decidido utilizarla como arma arrojadiza en este divorcio de sensatez que estamos padeciendo.
Hablamos de dos Españas, incluso de una tercera. Pero no, hay tantas Españas como españoles pisamos este suelo. Españas que amoldamos al capricho de los que no hemos amamantado nunca a un hijo con la leche del miedo. Españas que en este Alzheimer voluntario nos hemos empeñado en construir una guerra, un final, un vencedor, e incluso una causa a la carta para cometer la estupidez más grande que comete el ser humano, matar por unas ideas. Sean las que sean.
75 años de una guerra que perdimos todos, una guerra que marcó la vida de nuestros abuelos, de nuestros padres, de nosotros y, si no lo remediamos, de nuestros hijos y nuestros nietos. Porque de nada sirvió y de nada servimos los que vinimos después a pisar esta tierra de sangre hermana si no somos capaces de construir sobre los cimientos de la reflexión.
75 años del final de la guerra civil española, o sólo un paréntesis en nuestra estupidez. Ustedes elijan.

Anuncios

4 comentarios en “La guerra ¿ha terminado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s