Soñar con lo que aún no he escrito

A mí las madrugadas se me enredan,
sin voces que las alienten.
Es justo en ese momento
cuando la pantalla del triste ordenador bosteza,
con esa insolencia del espejo sin azogue.
Golpear este teclado con la misma fuerza
con la que partes el cristal de la vitrina del extintor,
para apagar este fuego tibiola foto
que no quema pero ahoga con su humo,
para poder borrar sin remilgos
la dulzura inquieta de los días sin besos.
Para lavar la enagua que cubre el deseo de las malas mujeres,
para romper en pequeños pedazos este muro absurdo
que se me va construyendo alrededor
sin más dolor
que el que produce esta parálisis de nieve.
Y cuánto temo a estas madrugadas sobrias
que no saben de ti.
Y a estas sábanas que me gritan mudas
que violente su blancura déspota.
Y a estas manos
que acarician los lomos de los libros
que nunca escribiré,
porque ya los escribieron otros.
Otros que saben mejor que yo
que las palabras que no se entregan
son las que más duelen,
las que más te hieren,
las que más deseas.
Aquellas que los celos de la duda
van robando una a una de mis labios
y a las que dejo marchar
con el gesto duro de la madre que abandona
sabiendo que otros brazos,
cuidaran mejor que los suyos de lo que más ama.

La soledad sigue siendo un gato encerrado
en la pequeña habitación de mi madrugada.

Voy sintiendo como araña desesperado,
y el sabor metálico de la sangre me es tan conocido
que hasta me llama por mi nombre.
Pero yo sigo mirando esta pantalla
con la furia sometida en estos diez dedos inertes
que no son capaces de cumplir tu orden,
y me vuelvo a la cama
para soñar con lo que aún no he escrito.

Anuncios

2 comentarios en “Soñar con lo que aún no he escrito

  1. Decididamente, las redes sociales están saturadas de todo -no sólo de forzada información cofrade 🙂 -.

    De otro modo, si esta negrura a la que has dado color -azogue- de un modo tan matizado que sería la envidia del mismísimo Hopper, a quien tanto admiras, tuviera la oportunidad de llegar con una competencia razonable -no desmesurada- a otras madrugadas donde tantas soledades conviven, te aseguro que abrirías la Puerta del Príncipe el próximo Domingo de Resrrección…
    (Y no estoy exagerando 🙂 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s