Julia y Alicia

Captura de pantalla 2016-04-04 a las 21.43.48La palabra es siempre como una puerta que encontramos abierta invitándonos a pasar. En los libros las palabras son puertas que se han convertido en casas, y las casas, se han convertido en hogares, y los hogares, se han convertido en cálidas ciudades, y las ciudades se han convertido en corazones que a su vez tienen las puertas abiertas.

A Julia y a Alicia, dos pequeñas de poco más de un año, que nos acompañaron hace unos días a un grupo a recorrer Sevilla de la mano de Ocnos de Luis Cernuda, se le han abierto las palabras, es decir, las puertas de par en par. Y por ellas se les han colado las mejores historias. Las más sentidas y las más arrebatadoras. Porque cuando un lector se encuentra en ese estado “divino” no hay que esforzarse para sambullirse en la magia. Porque salen con tanta fuerza que van derribando a su paso todas las dudas. Así, queda envuelto este tifón lingüístico en un halo de felicidad que gotea por las esquinas de todas y cada una de las páginas. Llenando las manos del lector y contagiándolo afortunadamente para él.

Y sus madres, Mercedes y Begoña, así lo entendieron. Por eso trajeron a sus hijas a escuchar a Cernuda. Porque algo queda, siempre. Tengas la edad que tengas. Dos niñas que han nacido y gateado rodeadas de libros. No se me ocurre mejor atrezzo. Libros como pequeñas luciérnagas en dormitorios de niñas llenas de felicidad.

Decía el filósofo francés Michel Eyquem de la Montaigne que “La palabra es la mitad de quien la pronuncia, y la mitad de quien la escucha”. Por lo tanto el libro, podría ser una mitad de Luis Cernuda y la otra mitad de los que leíamos los textos. Pero en este caso, quizás no se cumpla esta máxima. Yo me atrevería a decir que este libro es en exclusiva de Alicia y de Julia. De esos ojos vivos que fueron capaces de sonreir a cada fragmento que desmenuzábamos.

¿De quién son los libros? ¿De aquellos que nos empeñamos en sacarlos a la luz a golpe de palabras? ¿O de aquellos otros que realmente le dan sentido a su existencia, ya sea leyéndolos o inspirándolos?

No lo sé muy bien…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s